La Inteligencia Artificial

Smelpro > Sin categoría  > La Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial

Se dice que la Inteligencia artificial dominara el mundo, que quitara el trabajo a los hombres, pero también se habla que ayudara a mejorar procesos industriales complejos para el hombre y que también ayudara a la formación de nuevas oportunidades de trabajo.

Pero que tanta verdad hay en todo esto ?. Para saber un poco más te sugerimos leer por completo el siguiente articulo.

 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial (IA) es inteligencia ejecutada por las máquinas. Incluso hoy en día no se llega a un consenso de lo que es la inteligencia, pero sus aspectos comunes son la habilidad de deducir, inferir, aprender y resolver problemas con el análisis y conocimiento previo.

Hacer que una máquina sea inteligente supone un reto bastante grande.

Y es que el tema de la IA abre muchos preguntas puestas a debate, tanto científicos como filosóficos.

 

¿Cómo funciona?

Hacer un algoritmo de inteligencia artificial no es como simplemente decirle a la computadora qué hacer en determinado caso. El reto es hacer que la computadora aprenda a resolver casos nuevos, para los que no fue entrenada.

 

Una IA debe ser capaz de aprender y adaptarse.

 

Aquí entra una disciplina llamada Machine Learning (aprendizaje automático o aprendizaje de máquina). El objetivo de un experto en machine learning es el de crear algoritmos capaces de aprender y reescribirse.

 

Un ejemplo es la tan conocida Neural Network (red neuronal).

 

Las redes neuronales imitan la forma de aprender de nuestra propia red de neuronas. Por ejemplo, eres capaz de recordar el olor del café, o reconocer la voz de un familiar, ver un color sin contexto y rememorar un objeto con dicho color debido a la asociación que han hecho tus neuronas entre causas, estímulos y reacciones. 

 

En muchas ocasiones están asociaciones no son correctas, no están libres de fallas. Sin embargo, pueden cambiar. Imagina un programa que después de unos errores se de cuenta que ha fallado y se corrige.

 

Las redes neuronales son una herramienta más para llegar a la IA, pero son bastante útiles. Y empresas como Google, Facebook y Nvidia ya las usan para mejorar sus servicios.

 

Como curiosidad, Nvidia es de las empresas que más ha crecido en desarrollo de IA. Las redes neuronales trabajan con matrices, como comparar filas y columnas en una hoja de Excel, y las tarjetas de de vídeo (GPU) llevan años mejorando en el cálculo de matrices ya que son necesarias para generar gráficos.

Por ejemplo su proyecto GauGan, un motor gráfico que convierte colores planos a imágenes foto realistas.

 

 

Google, por su parte, tiene el programa Google Crowdsource. El objetivo del programa es que los usuarios le enseñen a la IA de Google. Dentro de la aplicación puedes escoger entre tareas como corregir traducciones, decir qué palabra está escrita en un trazo, enseñarle que etiquetas debe llevar una imagen o indicarle qué sentimientos evoca un texto.

 

Es un ejemplo práctico de cómo una IA puede recibir retroalimentación, algo fundamental para su aprendizaje. Piensa en una actividad que ahora domines a tal punto de hacerla de manera automática, lo común es que para aprenderla hayas practicado muchas veces y hayas recibido unas cuantas correcciones. 

 

Existen otros métodos y técnicas como los sistemas basados en casos, que resuelven problemas usando experiencias de casos anteriores; o sistemas expertos, basados en una gran cantidad de conocimiento para ayudar a los usuarios finales.

 

Cómo ves, lo principal es hacer que la IA tenga una base de conocimiento, recibir retroalimentación, que sea capaz de adaptarse y corregirse a sí misma. El método para hacerlo puede variar.

 

Tipos

 

Al ser un tema relativamente nuevo hay varios expertos que dan su visión de cómo clasificar, una bastante común es la de Stuart Russell y Peter Norvig.

  • Sistemas que piensan como humanos: aquí entran en juego las redes neuronales, que intentan igualar el proceso de aprendizaje humano o cualquier otro sistema que imite nuestra forma de pensar.\

 

  • Sistemas que actúan como humanos: en este apartado lo más tangible es tomar de ejemplo a los robots, que son diseñados para realizar tareas que nosotros hacemos e incluso hacerlas mejor.

 

  • Sistemas que piensan racionalmente: son sistemas que piensan con reglas de lógica, un sistema experto podría llegar a este grado de análisis. Pero suele ser más un estado ideal de la IA.

 

  • Sistemas que actúan racionalmente: este también es un estado ideal. Es una entidad capaz de percibir y analizar su entorno, y actuar en consecuencia de eso. Aún no se ha llegado a tal grado de complejidad en un máquina.

Oportunidades

La verdad es que ya interactuamos muy seguido con una IA, cuando haces una búsqueda, usas alguna red social o al preguntarle algo a tu asistente virtual. ¿En qué más se le puede incluir?

Recordemos que el propósito de la tecnología es sernos de ayuda.

En Perú, hay muchas oportunidades para  aplicar la IA.

Por ejemplo, Perú es un país con un crecimiento en agro industria. Un programa convencional puede medir el estado del suelo, la salud de cultivos y ejecutar acciones que hayan sido programadas. Pero una IA podría informar de manera más eficaz a los agricultores sobre el clima y las posibles consecuencias, o si está creciendo maleza en donde no debería. En un entorno cambiante una IA puede ayudar a con un desarrollo sostenible, evitando deforestación y contaminación.

 

También en la aceleración de procesos burocráticos, una IA, con un sistema y procesos bien implementados, podrían servir de asistencia a las personas que empiezan a hacer sus trámites, ayudar a organizar los pedidos y agilizar procesos.

 

Problemas

Más allá de los problemas de desarrollo. tanto en hardware y software, implementar una IA abre otras interrogantes. Por ejemplo: ¿Es correcto hacer que una IA tomé decisiones morales?

El ejemplo de usarla como asistente tributario es algo simple en comparación con algunos planes de hacer que una IA dicte resoluciones en juicios. Tal vez es lógico creer que una IA analizaría mejor las cosas, pero eso depende de la información que tenga disponible para analizar, y de quién le provea esa información.

El temor de que una Inteligencia Artificial tome control de la sociedad, aunque con su capacidad actual no es nada realista, es un temor existente.

Incluso la Comisión Europea planea crear un grupo de leyes para regular el desarrollo de las IA. Algo como unos mandamientos que todas las IA deben tener al momento de ser creadas.

 

Conclusión

Como humanos hay tareas que se nos dificultan, como el análisis de datos, debido a que no somos seres únicamente analíticos.

La inteligencia artificial es un tema en desarrollo, emular algo como nuestra mente es bastante complejo. Y aunque está en constante desarrollo, no debemos dejar el factor humano de lado, incluso si en un futuro planeamos delegar ciertas tareas. Si una IA o cualquier otra tecnología puede superar nuestro desempeño en determinadas tareas, nosotros podemos dedicar tiempo en mejorar aquellas habilidades que en las que somos mejores.

 

Si te gusto este articulo compártelo con tus amigos  y si deseas recibir más noticias tecnológicas como esta, déjanos tu correo electrónico.

Blog
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.